Folding love

Como todos sabéis la imaginación es huidiza tan pronto viene como se va, por lo tanto hay que estar preparados para cazar las ideas rápidamente. Hace un mes Feelsynapsis  organizó un concurso de microrrelatos científicos que podéis leer aquí (y de paso votar los que más os gusten). Sin embargo yo no estaba muy inspirada… bueno, yo no suelo estar inspirada para esto de las artes, por eso escogí ciencias, pero el otro día en clase de aerobic me vino la inspiración (tanto saltito movió mis ideas al orden correcto). Como el concurso ya ha acabado y @eroyuela me ha confirmado que hasta el año que viene no habrá otro, pues he decidido colgarlo en mi blog. Espero que al año que viene mi imaginación sea un poco más puntual. Dada la explicación, aquí tenéis la historia. Espero que os guste!!!

Folding love 

Empezaré presentándome, soy una proteína chaperona, mi apodo es Bender Doblador Rodríguez, creo recordar que mis padres me lo pusieron por alguna serie de televisión. Las chaperonas somos tipos muy promiscuos, no nos gusta el compromiso, sólo tenemos líos de una sola noche, nada serio, eso no nos va, eso, es de pringaos.

Pero una noche todo cambió, daba mi ronda habitual en busca de posibles presas cuando conocí a CFTR, una maravillosa transportadora ABC. Tendríais que haber visto sus hélices, jamás habréis visto unos surcos como los suyos! Se dejaba plegar tranquilamente sin esfuerzos, todo entre nosotros surgía de forma natural, estaba claro, conectábamos y por ello decidimos no separarnos nunca. Sin embargo, eso no era lo natural, nuestra relación estaba prohibida más allá de una sola noche. Al jefe no le gustó nuestra rebelión y rápidamente mandó a sus secuaces, ubiquitinas ¡Malditos bastardos!

Intentamos escondernos en el Retículo, en el Aparato de Golgi… pero había golfeado demasiado durante toda mi vida y alguna ex despechada de la que no recuerdo su nombre nos delató. Pronto fuimos apresados por las ubiquitinas, nada se pudo hacer. Vimos como el proteasoma, ese lugar de nuestras pesadillas, se abalanzaba sobre nosotros. Pero venció el amor y hasta el final permanecimos juntos, únicamente la proteólisis pudo con nosotros.

Anuncios

Acerca de BioYupi

Joven investigadora con ganas de aprender
Esta entrada fue publicada en Relatos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Folding love

  1. Amara dijo:

    jejejejeje es precioso!!! Qué lástima que no entrara a tiempo!

  2. Feelsynapsis dijo:

    Lo dicho, una pena que no lelgase a tiempo esta historia de amor 😉

  3. Cris dijo:

    Bonita historia de amor.

  4. Dr. Litos dijo:

    Ya te vale, yo que estoy liado ahora haciendo perrerías con ubicuitinas, chaperonas y sus pobres víctimas… ¡ahora me siento culpable! Qué triste final para la parejita..

    Me ha recordado la aventura de Batablanca con el proteasoma, qué momentos de tensión!

  5. Qué grande… xD
    “Podrán lisarnos la estructura, pero jamás nos lisarán… ¡la libertaaaad!” jajaja

¿Tienes algún comentario? Déjalo aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s